Entradas

Mostrando entradas de junio, 2019

Licitación

La  licitación , en términos empresariales, es el proceso reglado mediante el cual una organización da a conocer públicamente una necesidad, solicita ofertas que la satisfagan, evalúa estas ofertas y selecciona una de ellas. Esta palabra también puede referirse a un proceso de subasta. Usos del término La Real Academia Española define licitación​ como «acción y efecto de licitar», y licitar como: Sacar algo a subasta o concurso públicos. Participar en una subasta pública ofreciendo la ejecución de un servicio a cambio de dinero u otros beneficios. Ofrecer precio por algo en una subasta [privada]. La licitación, a secas, es por tanto siempre pública y competitiva. Cuando en español se escribe "licitación pública" o "licitación pública competitiva", "pública" y "competitiva" son epítetos​ (adjetivos retóricos que no añaden información). Lo mismo cuando se escribe "proceso de licitación" (la palabra lleva implícito el sentido de proceso).

¿Cómo formar a un buen vendedor?

El buen vendedor  es producto fundamentalmente de la experiencia y el conocimiento, y en este último aspecto la empresa debe proporcionar las herramientas necesarias para que se potencien los resultados futuros de su equipo comercial. Esto se consigue mediante la  planificación de las acciones formativas. Cuando se contrata a un vendedor suele esperarse que se incorpore de forma inmediata, por lo que puede ser necesario que se compagine el desempeño laboral con las acciones formativas, organizando una agenda para las primeras semanas. ¿Sin tiempo para planificar? Hay que considerar seriamente el  factor tiempo  cuando hablamos de ventas, sobretodo cuando la llegada de un nuevo comercial se debe a la marcha de otro, que deja un vacío operativo. En este caso debemos realizar acciones integrales, partiendo por el  reparto de tareas y/o la promoción interna . En otras palabras, si la zona o sector que queda desatendido es muy relevante, podemos  promocionar a un comercial  de la empresa qu

10 beneficios de una buena atención al cliente

La crisis se ha llevado por delante la buena  atención al cliente  en muchas empresas, e incluso sectores. La optimización de costes y las reducciones de personal se han traducido en muchos casos en una  deficiente atención al cliente , vía incrementos de tiempos de espera en su atención, e incluso en una atención menos experta. “Muchas empresas han optado por reducir su tamaño, y tal vez eso era lo correcto para ellos. Nosotros hemos elegido un camino diferente. Nuestra creencia es que si seguimos poniendo grandes productos frente a los clientes, ellos seguirán abriendo sus billeteras”. Steve Jobs La  buena atención al cliente  debe ser una  ventaja competitiva  a perseguir por todas las empresas, ya que una deficiente atención, pone en serio riesgo que el cliente lo siga siendo, si encuentra el producto o servicio en las mismas condiciones, pero es atendido de una manera más rápida y profesional. Además, en muchas ocasiones el cliente no perderá el tiempo en quejarse, simplemente no