Reputación Empresarial

Cada empresa cuenta con una reputación, que se adquiere a partir del servicio que ofrezcan, así como de la calidad de sus productos.

La parte difícil, como en todo en la vida, es el inicio. Una empresa nueva no cuenta con un precedente que le de fe a los clientes de que realmente hagan las cosas bien o no. Sin embargo todos empiezan por algún lado.

Si hay algo que siempre deberían aplicar las empresas en sus políticas de atención al cliente es tener muy claros los objetivos de la empresa, la misión y la visión abrirán el camino para que el desarrollo sea en el sentido correcto. Al establecer objetivos claros, hay que definir un plan de acción para alcanzar esos objetivos, metas, logros, cifras, estas serán las motivaciones de los colaboradores para lograr los objetivos.

Una vez establecidos esos parámetros, es muy importante ser consciente del servicio que se quiere prestar y de que forma, siempre mantener un trato cordial, educado y profesional.

Conocer el producto a la perfección. Esto no solo logra ventas efectivas, sino que genera en los colaboradores la capacidad de responder al cliente ante cualquier eventualidad y ofrecer una solución eficaz.

Respetar los tiempos y cotizaciones. Es de vital importancia, tener una palabra sobre la cual se pueda depositar confianza, no ofrecer a los clientes los productos en tiempos que no sean reales, contar con un margen de error que permita resolver emergencias y apegarse a la información proporcionada al cliente. El mantener la palabra sobre lo prometido, logrará no solo la fidelización del cliente, sino que abrirá la posibilidad a recomendaciones positivas y por lo tanto, nuevos clientes potenciales.

Finalmente pero no menos importante, siempre ofrecer el producto o servicio de la mejor calidad, nunca mentir sobre las características o beneficios del mismo y garantizar a los clientes que el costo/beneficio siempre estará de su lado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Big Data

Sercop - Licitación Pública Ecuador

Beneficios de la licitación pública